SOBRE EL INELUDIBLE RESPETO A LA INFANCIA Y ASI MISMO

OLYMPUS DIGITAL CAMERA

OLYMPUS DIGITAL CAMERA

OLYMPUS DIGITAL CAMERA

 

SOBRE EL INELUDIBLE RESPETO A LA INFANCIA Y ASI MISMO

Siempre había sentido que la manera en que quería vivir en el mundo era basándome en el respeto con el entorno y con un@ mism@. Los años pasan veloces y nadar a contracorriente es tan difícil que muchos aspectos se dejan para otro momento. Pero un buen día llegan l@s hij@s y ya no es posible dejarlo para mañana. Ell@s son esponjitas empapándose de todo desde el primer día y allí estás tú enseñándoles con tus actos, porque las palabras en la crianza son poco más que palabras y se las lleva el viento.

Llegan l@s hij@s y no queda otra que replanteártelo todo: quién eres, por que estás aquí, qué estás haciendo con tu vida, hacia dónde caminas, qué quieres dejar en el mundo, en qué lado estás, en el del amor o en el del miedo,…Y allí estás tú con tu mundo patas arriba, dejándote guiar por ese nuevo ser a quién tenías que enseñárselo todo y que de golpe,  sin saber cómo, te está mostrando nuevos caminos.

Intentas empezar a ser coherente con tus palabras y con tu corazón (que se oye mucho más que antes, ¿o es que antes estabas demasiad@ ocupad@ como para pararte a sentir?) y ya nada es igual, ya no sirven las excusas de antes.

Y allí estás tú, con una fuerza nueva que te permite creer en la magia, creer en la bondad, creer en la ilusión, creer en la vida.

Sueñas despierto en cómo te hubiera gustado vivir tu infancia y piensas en cómo dárselo a tus hij@s. Vas construyendo tu caminito pero de nuevo no te alcanza el tiempo, ni las fuerzas, ni los ánimos, ni los recursos,…y todo se hace muy muy difícil. Nadar a contracorriente y con l@s hij@s a cuestas requiere un esfuerzo tal que muchas veces acaba ganando.

Sin embargo, ahora tienes esa fuerza especial del que lucha por un ser amado y sigues buscando la manera. Y en este punto es donde nos estamos encontrando, en esa búsqueda de cómo podría hacerse más fácil una crianza basada en el respeto que no fuera tan costosa y solitaria. Una crianza que nos permita a los adultos vivir según la manera que creemos que nos aporta más bienestar, porque eso es lo que queremos  tambien para ell@s.